Los cinco futuros de la tecnología

Tecnología_01-750x530.jpg

Celebrada en enero en Las Vegas, Nevada, CES es la convención tecnológica más grande y escandalosa del planeta. Y esta edición nos deslumbró con una exhibición de futurismo: más de 4,400 expositores presentaron alrededor de 20,000 productos nuevos a los 170,000 asistentes que abarrotaron el recinto de casi 270,000 metros cuadrados. Cada año, este evento se convierte en la primera escala de cualquiera que tenga interés en conocer los dispositivos y artilugios más novedosos y geniales que estarán a la venta durante los próximos 12 meses. Mientras pasas cuatro días admirando miles de prototipos, artículos existentes y de próximo lanzamiento —por no hablar de las más de 300 presentaciones y conferencias sobre infinidad de temas, desde hogares inteligentes y privacidad hasta autos autónomos y dispositivos usables—, podrás asomarte por la ventana que CES abre hacia el futuro de la tecnología, incluidos los éxitos o fracasos potenciales y, en última instancia, lo que marcará una enorme diferencia en la vida de los consumidores. Como siempre, abundaron las promesas incumplidas. Pese a la publicidad intensiva de los proveedores de servicios inalámbricos, 5G no se ha hecho realidad porque, por lo pronto, no existe una masa crítica de productos usables y tampoco una red de banda ancha para soportarlos. Los robots pululan por los segmentos comerciales e industriales, pero el esquivo “mayordomo robótico” sigue a años luz de distancia. Por su parte, la inteligencia artificial (IA) persiste como un simple término elegante para referirse al estrecho sector de funciones que hacen cosas específicas con base en el aprendizaje automatizado (por ejemplo, identificar pasajeros antes de abordar un avión o responder de manera cada vez más precisa a nuestras preguntas de voz), de allí que habrán de pasar décadas antes que tengamos algo parecido a una Her o un HAL 9000.

Fuente: https://newsweekespanol.com/2020/02/los-cinco-futuros-de-la-tecnologia/
Publicado por: Tom Samiljan

La tecnología y el impacto laboral

60891382_xl.jpg

Si bien la tecnología abarca varios campos que nosotros ya teníamos ocupados, esta puede ser una aliada de nuestro oficio

Julio César Andrade

Durante este siglo, las condiciones laborales han cambiado a un punto que nos llevan a adaptarnos aceleradamente a procesos que en una mayoría son sistematizados. Ya son conocidos varios casos de máquinas atendiendo a humanos, como en los parqueaderos, supermercados y hasta en el hogar. Para un país como el nuestro, el panorama podría ser preocupante, sin embargo, la incursión en la tecnología no debe ser traumático, pues no representa el fin de una era laboral humana. Si bien la tecnología abarca varios campos que nosotros ya teníamos ocupados, esta puede ser una aliada de nuestro oficio y no quien lo erradique.

Según un artículo de McAfee y Erik Brynjolfsson, profesor del Centro MIT, la tecnología sirve para aumentar la productividad y la riqueza de las sociedades, pero también creen que tienen un lado negativo: el progreso tecnológico está eliminando la necesidad de muchos tipos de trabajos dejando al trabajador en peor situación que antes. El reto para evitar una posible amenaza laboral es apalancar la tecnología hacia nuevas oportunidades en los diferentes sectores que impacta.

Por años hemos escuchado el discurso de los beneficios que esta conlleva, pero como empresarios debemos pensar que nuestros servicios están dirigidos hacia personas. Por eso, la atención, cercanía y confianza que se genera en la relación entre un cliente y vendedor aún son aspectos prioritarios de esta sociedad.

De acuerdo con un artículo de la revista Techology Review del Instituto Tecnológico de Massachutes, diariamente se desarrollan nuevas tecnologías como las web, la inteligencia artificial, los macrodatos y las analíticas mejoradas, las cual automatizan muchas de nuestras tareas. Este aspecto puede verse como un fenómeno que poco a poco podría eliminar la labor humana, no obstante, existen procesos que deben seguir siendo abarcados por nosotros en los que la tecnología entra a mejorar la rapidez y calidad de estos. También debemos enfocarnos en los procesos que no pueden ser asumidos por las máquinas, como lo son las actividades de relacionamiento, los procesos de formación y el desarrollo de pensamiento estratégico.

De esta manera, entender la tecnología como un aliado puede ser la fórmula para el éxito de un negocio. En un mundo hiperconectado se abren nuevas oportunidades de crecimiento y reconocimiento, logrando abarcar campos que en una generación offline no habríamos alcanzado.

Desde el Grupo Gelsa, somos conscientes del ritmo al que va la tecnología, por esto, complementamos nuestra base humana con herramientas que permiten una operación más ágil, sencilla y eficiente. Nos hemos dedicado a entregarle a nuestros colaboradores herramientas más sencillas, pero siempre dejando claro que ellos son el motor.

Encontrar el balance entre estos dos importantes factores para el crecimiento de la industria, es el principal reto de las empresas. Bien dice un artículo del Bbva Open Mind que para navegar por el mercado laboral y aprovechar las abundantes oportunidades ofrecidas por las nuevas tecnologías, debemos encontrar una forma de adaptarnos más rápidamente mediante la actualización continua de nuestras habilidades y buscando acuerdos que nos permitan avanzar con las máquinas.

En ese sentido, no se trata de reemplazar la mano de obra sino de entender la relación ganadora que se puede entablar. A medida que se crean nuevas tecnologías, debemos conocerlas, entenderlas y hacerlas parte de nuestra vida, personalizando así el servicio y humanizando la atención a los clientes.

La tecnología, el medio para atraer clientes de crédito

5d02fed8cdf1f.jpeg

Es por eso que los avances digitales y tecnológicos tienen el potencial de revolucionar las capacidades de abrir nuevos mercados. Las oportunidades que tienen las fintech requieren de una rigurosa atención para aprovechar la tecnología en nuevas ofertas, personalizadas y en tiempo real.

Aunque la mayoría de los desarrollos tecnológicos aún están atrapados en el laboratorio, ya son muchas las empresas que automatizan sus operaciones y digitalizan los procesos.

Es, sin duda, el primer paso para sumergirse en nuevas iniciativas como inteligencia artificial, internet de las cosas, entre otras. A nivel mundial, según PwC Global Fintech Report 2019, menos del 40% de los ejecutivos han llevado los proyectos de Inteligencia Artificial más allá de la etapa piloto a la implementación.

Para Gosocket, la red empresarial que cuenta con una plataforma tecnológica que les permite a organizaciones de diferentes tamaños y sectores implementar el sistema de facturación electrónica, “la industria está al borde de una evolución mucho más interesante. Las regulaciones del gobierno y la apropiación de servicios digitales están ayudando a crear nuevas oportunidades de saltar a nuevos mercados, integrando servicios y procesos como un ecosistema lineal y completo, para llegar a tener un trabajo mucho más efectivo que antes”.

Con solo adoptar nuevas tecnologías y nuevos roles, tanto los bancos como las fintech podrán prosperar y servir mejor a sus clientes. “Está claro que todavía existen muchas barreras para la colaboración, y existe una necesidad urgente de superarlas para beneficio colectivo. Este año hay un doble desafío para las fintech: luchar por escalar sus operaciones y crear colaboraciones entre otras organizaciones.

“Hemos observado que no solo las grandes compañías se están sumergiendo en la transformación digital desde muchos puntos de vista. Las pequeñas y medianas empresas se están dando cuenta de comenzar a trazar un camino hacia la expansión y automatización de procesos” complementa la compañía.

AUMENTO DE LOS INGRESOS

Cifras de la consultora IDC indican que en 2020 la inversión para el desarrollo de entornos digitales soportados en tecnologías como la Inteligencia Artificial y de Machine Learning aumentará en cerca de 57.600 millones de dólares.

Son, sin duda, empresas que han comprendido el potencial y relevancia de estas tecnologías en esta era digital, ya que con estas podrían aumentar sus ingresos hasta en un 39%. La nueva era de las ‘fintech’ está impulsando una cultura empresarial, dedicada a automatizar procesos, seguridad y a invertir en el futuro de la compañía.

3 formas en que la tecnología IA lleva la voz más allá de la telefonía

Inteligencia_artificial-1.jpg

Al entrar en 2020, eso ha sentado las bases para una nueva generación de capacidades que aportan valor a las empresas en los años venideros. La tecnología de voz ha sido definida por la telefonía durante mucho tiempo, y aunque esa conexión sigue siendo fuerte, la voz se está implementando de otras maneras que proporcionan nuevos tipos de valor comercial.

Para los tomadores de decisiones de TI con profundas raíces en la tecnología heredada, existe una tendencia natural a equiparar la voz con la telefonía, pero con la tecnología actual, especialmente la nube y la inteligencia artificial, esa visión es demasiado limitada y comprende lo que la voz puede hacer en el ámbito de la colaboración, donde El enfoque es mejorar la productividad.

No hay nada de malo en consolarse con el valor intemporal de la voz a través de la telefonía, pero este es solo uno de los varios caminos que la voz puede tomar, y cuando se trata de colaboración, se debe considerar esta paleta más amplia.

Vale la pena señalar que la IA no define exclusivamente estos otros caminos. Todavía tenemos un largo camino por recorrer antes de que todas las formas de tecnología se filtren a través de la IA, pero en 2020, comienza a sentirse de esa manera. Esta es una barra lateral importante para la conversación de AI.

La exageración implica que la IA realmente ha llegado, pero las cosas aún están en una etapa temprana, especialmente para aplicaciones en el lugar de trabajo. Dicho esto, hay algunos desarrollos notables a tener en cuenta, y aquí hay tres para considerar que están en el mercado ahora.

  1. Asistentes inteligentes

También llamada Smart Speakers o Digital Personal Assistant, Alexa for Business sería la oferta más conocida. Este es un gran ejemplo de una tendencia impulsada por el consumidor que se abre paso en el lugar de trabajo, y eso es importante que los tomadores de decisiones de TI tengan en cuenta.

La tecnología está afectando fundamentalmente la forma en que trabajamos, y no es suficiente considerar solo las tecnologías centradas en el negocio en las que se ha deshabilitado la TI. Cada vez más, las compañías del mundo de los consumidores, especialmente Amazon y Google, están interrumpiendo el status quo para las empresas al introducir tecnologías que son fáciles de adoptar para los usuarios finales.

La IA es solo un ejemplo de esto, y en el caso de los Asistentes inteligentes, esto representa un caso de uso completamente nuevo para la voz. He escrito a menudo sobre este tema, y ​​el gran cambio aquí es el alejamiento de la comunicación convencional de persona a persona. Con la IA, y todas las tecnologías asociadas, como el aprendizaje automático y la comprensión del lenguaje natural, la voz también puede convertirse en persona a máquina o máquina a persona.

Esta es una experiencia de usuario muy diferente, pero proporciona a los trabajadores nuevas capacidades de automatización destinadas a impulsar la productividad. La telefonía también es una herramienta de productividad, pero de una manera diferente, y TI debería aceptar cualquier aplicación que sea fácil de usar y que haga que los trabajadores sean más productivos.

  1. Aplicaciones en el lugar de trabajo

De alguna manera, esto no es nuevo, pero a medida que la IA sigue mejorando, el valor comercial solo aumenta. Este caso de uso se refiere a software empresarial que permite la voz como Word, Excel o PowerPoint. Del mismo modo que uno consultaría a Siri en un iPhone, esto representa una forma manos libres de usar el software cotidiano para realizar el trabajo. Considere la necesidad de redactar una nota cuando esté lejos de su PC o teléfono inteligente, o de editar una hoja de cálculo o una presentación. Todas estas aplicaciones pueden ser impulsadas por voz y, a medida que mejore la precisión de la IA, los casos de uso solo crecerán.

Al igual que con los Asistentes inteligentes, la clave aquí es pensar más allá del paradigma convencional de voz de persona a persona.

El papel de AI aquí es infundir aplicaciones con suficiente “inteligencia” para que la voz pueda ser una interfaz natural.

Si bien es posible que solo encuentre una utilidad limitada para estas aplicaciones, esto prepara el escenario para usar la voz para aplicaciones más específicas, como emitir facturas o completar informes de ventas. Para las tareas que se repiten de forma regular, la IA puede automatizarlas cada vez más y, mediante el uso de la voz, el trabajo puede realizarse sin literalmente mover un dedo.

  1. Transcripción

La transcripción en tiempo real alcanzó una masa crítica en 2019, y es una clara indicación de lo buenas que se han convertido las tecnologías de voz a texto. AI ha llevado el reconocimiento de voz a otro nivel donde ahora es lo suficientemente preciso y confiable para aplicaciones de nivel empresarial. Piense en las ganancias de productividad que resultan de no tener que tomar notas durante las reuniones. O ser capaz de seguir a oradores que no pueden ser fácilmente escuchados o entendidos. Considere espacios abarrotados donde el audio es demasiado intrusivo, pero puede seguir la transcripción.

En este escenario, la voz es el modo de contenido de origen, pero por cualquier razón, no es óptimo que los trabajadores se beneficien plenamente. Sin AI, la toma de notas generalmente está lejos de ser precisa, y cuando el audio es problemático, los resultados son aún peores.

tomado de: https://www.paradavisual.com/3-formas-en-que-la-tecnologia-ia-lleva-la-voz-mas-alla-de-la-telefonia/

“La tecnología ayuda a lograr una transformación hacia una economía circular”

1_vxjAHkrXbGG6gOiPZgjeZA.jpeg

Para el Foro Económico Mundial, un desarrollo adecuado de la transformación digital puede suponer para la sociedad un valor añadido de unos 12,7 billones de dólares de los EE.UU. en 2025. Se cree que el desarrollo de nuevas tecnologías puede conducir a una considerable disminución de las emisiones de CO2, aproximadamente 26.000 millones de toneladas para 2025

“Las tecnologías digitales están ayudando a las empresas a lograr una importante transformación hacia una economía más circular, a fin de beneficiar la protección de ecosistemas cada vez más importantes” afirmó Elena Rodríguez, la responsable de innovación abierta y ecosistemas de innovación de Opinno, en el evento “La ley de la Transformación Digital: tipos de beneficios”, organizado por Madrid Network Innovation, primero de una serie dedicada a la aceleración del impacto de la transformación digital en las organizaciones.

Para el Foro Económico Mundial, un desarrollo adecuado de la transformación digital puede suponer para la sociedad un valor añadido de unos 12,7 billones de dólares de los EE.UU. en 2025, según Elena Rodríguez, “se cree que el desarrollo de nuevas tecnologías puede conducir a una considerable disminución de las emisiones de CO2, aproximadamente 26.000 millones de toneladas para 2025”.

La directiva de Opinno comentó que una empresa innovadora siempre tiene que buscar nuevas y mejores formas de gestionar sus recursos, por lo que la digitalización se ha convertido en la clave de una optimización sostenible de los activos, de modo que una empresa pueda minimizar las amenazas a su negocio. “Las tecnologías innovadoras como Big Data o la inteligencia artificial pueden ayudar a las empresas a lograr un desarrollo sostenible que puede mejorar su crecimiento y su participación en la sociedad” aseguró.

Las prácticas comerciales sostenibles no sólo contribuyen a los aspectos morales y éticos de una empresa, sino que también pueden aumentar la rentabilidad a largo plazo. Además, la sostenibilidad puede mejorar la capacidad de una empresa para reclutar talentos, retener a los empleados y atraer a los clientes.

Además, estas metodologías pueden ayudar a una empresa a lograr una mayor responsabilidad social corporativa, agilizar la adquisición de contratos gubernamentales y mejorar sus relaciones públicas. En este sentido, Elena Rodriguez declaró que “es necesario desvincular el crecimiento económico del impacto ecológico, mejorar la presentación de informes sobre sostenibilidad y aumentar la participación de los clientes”.

La sostenibilidad se extiende al concepto de crear una infraestructura tecnológica y organizativa sólida y duradera. Para alcanzar una situación sostenible, las organizaciones deben estar bien estructuradas, centrarse en datos específicos que puedan contribuir a su mejora, destacando su rendimiento en cifras visibles que puedan comprobarse en directo, e invertir en tecnología digital que sea vehículo de un cambio positivo. Para la directiva de Opinno “ha llegado el momento de perder el miedo a la digitalización, ya que no condenará a los empleados, en cambio los ayudará a prosperar”.

Además concluyó señalando que “una empresa innovadora tiene que estar alineada con un modelo sostenible, y por ejemplo para apoyar esta premisa, el equipo de Opinno está desarrollando estrategias de proyectos que se comprometen a impulsar un crecimiento económico inclusivo y sostenible a largo plazo”.

Tomado de: http://www.diariosigloxxi.com/texto-diario/mostrar/1820483/tecnologia-ayuda-lograr-transformacion-hacia-economia-circular-segun-opinno

Temor al reconocimiento facial: ¿deberíamos prohibir esta tecnología?

reconocimiento-facial-kMDF--620x349@abc.jpg

De unos años a esta parte, nos hemos acostumbrado a vivir con las cámaras de vigilancia. Tanto, que ni siquiera reparamos en su presencia. Si sale de casa, y pega una vuelta por el centro de su ciudad, seguramente se sorprenda con la cantidad de dispositivos de este tipo anclados a las fachadas. Ahora, gracias al desarrollo de la tecnología, algunos paises han decidido dar una paso más y añadirles un software de reconocimiento facial con fines de vigilancia. Algo que ha generado una importante polémica debido a sus implicaciones éticas y legales.

«Teniendo en cuenta el desarrollo de la tecnología, es normal que se emplee. Pero esto no significa que sea necesariamente bueno. Hay un problema de reflexión. Estamos viendo que el reconocimiento facial se está empleando, en algunos casos, para monitorizar a la población. Especialmente en lugares donde no hay derechos reconocidos», dice a este diario Ofelia Tejerina, abogada y presidenta de la Asociación de Internautas.

Efectivamente, esta tecnología se está asentando con facilidad. «Smartphones», como el iPhone X y 11 o el Samsung Galaxy S20, permiten su empleo para mejorar la seguridad del dispositivo. Lo mismo ocurre con entidades bancarias, comercios o redes sociales como Facebook. Incluso las empresas automovilísticas están trabajando para adoptarla, junto al reconocimiento de voz, en sus futuros vehículos. Hasta aquí, todo correcto. Sin embargo, cuando se emplea en espacios públicos con fines de vigilancia, ¿qué pasa si falla o se le da un uso erroneo?

«Ante un error del software de reconocimiento, que podría ocurrir, el usuario va a tener muy difícil demostrar que él no estaba ahí. También hay que saber quien tiene acceso a esa información y para qué la va a utilizar. Si hubiese una brecha de seguridad, y alguien la emplease para hacer ver que estaba en un sitio, puede resultar también muy difícil demostrar lo contrario. Por otra parte, si esa tecnología cuenta con mecanismos para reconocer las emociones e intenciones de los ciudadanos, nos encontramos ante otro problema. ¿Qué pasaría si se utilizase esa información para realizar propaganda electoral? La manipulación del ciudadano sería mucho más fácil con esos datos», explica Tejerina.

Monitorización social

La preocupación por el uso de esta tecnología no es infundada. Especialmente, si atendemos al empleo que se le está dando en países como China. «Existe un gran riesgo de que el Estado [chino] pueda utilizar estos datos para sus propios fines como la vigilancia, el seguimiento de disidentes políticos, el control de la sociedad y de la información, así como de los perfil étnicos o, como en el caso de los uigures en Xinjiang, incluso para implantar un sistema vigilancia policial predictiva», explicaba hace unos meses en declaraciones a AFP Adam Ni, investigador de China en la Universidad Macquarie de Sydney (Australia).

Más allá del estado asiático, la policía de Londres (Reino Unido) ha avanzado su intención de usar cámaras con reconocimiento facial en sus labores de vigilancia de delincuentes. A su vez, el reciente descubrimiento de un software que empleaba el FBI estadounidense ha vuelto a poner de relieve la falta de una regulación más exhaustiva en esta materia. Desarrollado por una «startup» desconocida llamada Clearview IA, su objetivo es el reconocimiento facial de posibles delincuentes. En este caso, una sola fotografía es más que suficiente para acceder a un banco de 3.000 millones de imágenes.

Falta de regulación

Estos ejemplos han llevado a la Comisión Europea a meditar la posibilidad de prohibir durante cinco años su empleo con fines de identificación en lugares públicos. Sin embargo, según adelantaba hace unos días «Expansión», Bruselas ha terminado optando por dejar en manos de los estados miembro la posibilidad de adoptarla o restringirla. Independientemente de lo que ocurra, los juristas destacan la importancia de que el uso se regule específicamente. Y es que el reconocimiento facial no solo representa un riesgo para el derecho a la privacidad de las personas, sino que también choca contra la libertad de expresión reconocida por las constituciones occidentales.

«A diferencia de otros mecanismos de seguimiento, con el reconocimiento facial tú no puedes desconectar tu cara. Si no quiero que me sigan con el GPS, desconecto la función del móvil. Con la red Wifi sucede igual. Pero no puedo apagar mi rostro temporalmente. Y no puedo ir por la calle con un pasamontañas. Además, el reconocimiento facial es invisible para el usuario por lo que tú no te das cuenta de que te están haciendo un reconocimiento», apunta a ABC Samuel Parra, jurista experto en derecho digital.

El abogado destaca, además, que en el marco del Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) se considera que el rostro es un dato biométrico que identifica a una persona. Algo que implica que es personal, y, por tanto sensible: «Es un dato personal que entra en la regulación de la normativa, pero como tiene una característica especial necesita una regulación igualmente peculiar porque ahora mismo es genérica».

tomado de: https://www.abc.es/tecnologia/informatica/software/abci-reconocimiento-facial-deberiamos-prohibir-esta-tecnologia-202002170212_noticia.html?ref=https%3A%2F%2Fwww.google.com%2F

Protectores para Rociador contra Incendio

Protectores-para-Rociador-contra-Incendio.jpg

El daño físico a un rociador contra incendios es la razón más común para que un rociador contra incendios se descargue innecesariamente. Ya sea que se trate de una pelota de baloncesto deshonesta en el gimnasio de una escuela o de un torpe operador de montacargas en un almacén, se produce una descarga accidental.

Ninguna cantidad de protección física puede detener todas las descargas no intencionales. Pero agregar protectores de cabeza de rociadores contra incendios a un rociador de pared lateral colgante, vertical u horizontal puede proporcionar una capa crítica de protección.

En este artículo, explicamos por qué los rociadores contra incendios necesitan protectores para la cabeza y cuándo los requiere el código contra incendios. Aprenderá a elegir un protector para la cabeza de rociadores contra incendios y sobre los tres tipos que llevamos: protectores estándar, empotrados y estándar con un deflector.

Los protectores de los rociadores contra incendios detienen las inundaciones al proteger componentes delicados

Los rociadores automáticos contra incendios cuentan con piezas pequeñas y frágiles que permiten que el agua escape cuando las temperaturas circundantes aumentan. Algunos tienen un bulbo lleno de líquido que explota a una temperatura determinada. Otros tienen un pequeño eslabón de metal, llamado eslabón fusible, que se cae del aspersor cuando el metal que lo fusiona con el marco se derrite.

Pequeños impactos pueden conducir a costosas limpiezas. Las escuelas, centros comerciales, hoteles y otros lugares inundados por descargas no deseadas de rociadores contra incendios han pagado miles o incluso decenas de miles de dólares para reparar el daño.

Muchos de estos incidentes podrían haberse evitado si los rociadores contra incendios tuvieran guardias. Una protección para la cabeza, o una jaula de rociadores, utiliza alambre de acero u otro material para colocar una barrera protectora alrededor de la cabeza del rociador.

Cada jaula de rociadores contra incendios se sujeta alrededor de la base del marco del rociador, proporcionando una pulgada o más de cableado metálico protector alrededor del rociador. Algunas jaulas de rociadores contra incendios están diseñadas para usarse con un tipo y tamaño específicos de rociadores contra incendios. Otros pueden proteger los rociadores en múltiples marcas y en múltiples tamaños.

Pero debido a que el protector de la cabeza se fija a la base del rociador contra incendios, y a veces solo se puede instalar quitando el cabezal del rociador contra incendios, el tamaño de la conexión de rosca del rociador contra incendios es importante. La mayoría de los rociadores contra incendios tienen una conexión de rosca en uno de dos tamaños: 1/2 «o 3/4».

Tomado de: https://www.secureweek.com/protectores-para-rociador-contra-incendio/